Si bien ngargantillas-mass-IIuestras piezas de diamante en pavé están fabricadas con los mejores materiales y siguiendo un proceso de fabricación artesanal  por orfebres que cuidan al extremo el detalle, se debe tener especial cuidado al manipular estas preciosas piezas.

Saber cómo limpiar joyas de oro es muy importante para no estropear este metal precioso. Cada tipo de oro tiene sus peculiaridades. Las joyas de oro blanco nunca deben ser sumergidas en agua, puesto que la montura podría debilitarse y hacer que se desmontara. Un truco para limpiar sus joyas de oro blanco en casa es preparar una pasta hecha de bicarbonato y agua y aplicar con un cepillo pequeño de cerdas suaves, para terminar limpiar con un paño humedecido hasta eliminar toda la suciedad.

El oro amarillo es el más resistente de todos, por ello le recomendamos que realize una limpieza con agua y jabón de vez en cuando. También puede meter sus joyas en un vaso con agua y dos aspirinas efervescentes, harán que se desincruste toda la suciedad.

El oro rosa debe limpiarse con un cepillo muy delicado que impida dañar el metal y aplicando jabón neutro. Por último, jamás debe utilizar lejía para limpiar sus joyas de oro. La lejía es un material demasiado fuerte que contiene cloro y podría decolorar la pieza para siempre.

Si quiere que sus joyas luzcan como el primer día, Mass Milano le invita a traer las piezas adquiridas en  nuestro Atelier una vez al año  a nuestro Showroom ubicado en el centro de Madrid para revisarlas, limpiarlas y revitalizarlas.